//Etiquetas aqu google-plus facebook instagram whatsapp telegram twitter pinterest2 linkedin2 envelop Saltar al contenido

15 causas comunes de dolor en la axila izquierda

causas comunes de dolor en la axila

Muchos de los vasos sanguíneos y nervios pasan por nuestras axilas. Por lo tanto, la axila es una parte muy sensible de nuestro cuerpo y sentir dolor en esta área es una condición bastante común.

El dolor generalmente aparece en la axila izquierda, pero en su mayoría no es un síntoma de ninguna enfermedad grave, que puede amenazar nuestra vida o exigir una consulta médica. Sin embargo, hay casos raros en los que el dolor en la axila izquierda es un signo de algunas afecciones graves.

Cuales son los sintomas

El síntoma más obvio es dolor, ya sea leve o fuerte, en la axila izquierda. Sin embargo, dependiendo de la causa, puede aparecer junto con algunos síntomas adicionales.

Si el dolor se debe a una afección de la piel, pueden aparecer otros síntomas acompañantes, como erupción, enrojecimiento o inflamación.

En el caso de algunos problemas con los ganglios linfáticos, además del dolor, también puede experimentar la inflamación de la axila o el brazo. Además, puede sentir dolor en las piernas o el abdomen, ya que los ganglios linfáticos también se colocan allí.

Si el dolor en la axila izquierda es la consecuencia de algún trastorno en el seno, a veces puede sentir un bulto en el área del pecho. Uno de sus senos también puede cambiar su tamaño o forma o uno de sus pezones puede verse diferente.

15 causas comunes de dolor en la axila izquierda

Hay varias razones de dolor en la axila izquierda. En la mayoría de los casos, no es necesario preocuparse, ya que desaparece después de unos días. Eche un vistazo a algunas de las causas más comunes de dolor en la axila izquierda.

1. Cosmeticos

elementos de aseo personal

Puede sonar banal, pero debe tener en cuenta que incluso un desodorante que use todos los días puede ser un posible culpable de dolor en la axila izquierda.

Revise las etiquetas de sus productos cosméticos, ya que si su jabón o antitranspirante contienen algunos químicos fuertes, pueden causar una irritación grave en la piel. También pueden causar una reacción alérgica. Cuando eso sucede, aparte del dolor, puede experimentar picazón y enrojecimiento en el área de la axila o la piel puede inflamarse.

2. Músculo estirado

Los músculos que se encuentran en el área del pecho y los hombros son bastante grandes y es muy fácil estirarlos o estirarlos. Puede lesionarse más fácilmente si practica deportes como levantamiento de pesas, tenis, béisbol, jabalina u otros deportes o actividades que requieran movimientos bruscos y repentinos de sus brazos.

En caso de una distensión muscular, puede experimentar dolor en una o ambas axilas. El dolor, sin embargo, debería desaparecer después de unos días.

3. Depilación

depilacion femenina

Si te quitas el pelo de la zona de la axila de forma incorrecta, puedes terminar con un dolor bastante intenso. El error más común en la eliminación del vello es usar una cuchilla que no sea lo suficientemente afilada. Debido a eso, los folículos pilosos pueden inflamarse o incluso aparecer algunos bultos.

La depilación inadecuada también puede causar vello encarnado , lo que puede ser doloroso. Por lo tanto, recuerde retirar su cabello con una cuchilla afilada y siempre hidratar sus axilas después de la depilación. De lo contrario, tratarás con la piel irritada y el dolor.

4. Linfadenitis

Linfadenitis axilar

Los ganglios linfáticos son órganos de forma ovalada extremadamente importantes, donde se pueden encontrar células inmunitarias. Podemos encontrar los ganglios linfáticos no solo en las axilas, sino también en muchas otras partes de nuestro cuerpo, como la ingle o el cuello.

Gracias a las células inmunitarias presentes en los ganglios linfáticos, nuestro organismo puede combatir a los enemigos como los virus. En caso de enfermedad o infección, nuestros ganglios linfáticos desarrollan compuestos que combaten los virus y también pueden inflamarse, doler o inflamarse.

La inflamación de los ganglios linfáticos se conoce como linfadenitis. Si su médico le diagnostica esta afección, probablemente le recetará algunos analgésicos, y también se recomiendan compresas tibias. Sin embargo, cuando la inflamación es grave, se requieren antibióticos, que eliminarán el dolor y la hinchazón.

En raras ocasiones, la linfadenitis es un signo de un tumor canceroso, por lo tanto, si el dolor y la hinchazón no quieren desaparecer después de unos días, consulte a su médico al respecto.

Otras infecciones también pueden ser responsables del dolor en la axila izquierda, como los abscesos de la piel, que a menudo requieren antibióticos o incluso drenaje.

5. Angina

Probablemente no conectaría el dolor en la axila izquierda con la angina. Sin embargo, esta condición es bastante insidiosa y puede llevar a diversas complicaciones.

La angina puede llevar a otra afección grave conocida como isquemia, que es una enfermedad de la arteria coronaria. Ocurre cuando nuestro corazón no recibe la cantidad adecuada de sangre oxigenada.

Como resultado, podemos experimentar síntomas como la sensación de dolor y pesadez en el pecho, dificultad para respirar, fatiga o mareos, pero también dolor en los brazos, las axilas, el cuello o la mandíbula.

Leer También  Lámparas de sal del Himalaya: ¿podrían ayudarlo a dormir y respirar más fácilmente?

Es crucial seguir un tratamiento médico con antibióticos para curar la angina de manera efectiva y sin riesgo de complicaciones adicionales.

Tenga en cuenta que algunas personas corren más riesgo de contraer angina, como los fumadores, las personas que tienen diabetes, la presión arterial alta o el nivel alto de colesterol. Si no hace ejercicio regularmente o sufre alguna enfermedad cardíaca, también se encuentra en un grupo de riesgo.

6. Lesión del plexo braquial

plexo braquial tratamiento

El plexo braquial consiste en nervios que se extienden desde la médula espinal, atraviesan el cuello, pasan por la primera costilla y penetran en su axila. Usted puede sufrir una lesión en esta área si practica deportes de contacto o si ha sufrido una caída grave.

Los problemas con el plexo braquial a veces se refieren a los trastornos de los nervios, que pueden ocurrir como resultado de una neuropatía o disfunción. Cualquiera sea la razón, es posible que sienta dolor en la axila izquierda debido a eso.

7. Hidradenitis supurativa

Si puede sentir bultos dolorosos en la axila, puede sufrir una afección cutánea conocida como hidradenitis supurativa. Este trastorno generalmente ocurre en estas partes de nuestro cuerpo donde nuestra piel se frota. Por lo tanto, las nalgas, las axilas y la ingle a menudo se ven afectadas.

Uno de los principales factores que conduce a la hidradenitis supurativa es la inflamación o el bloqueo de los folículos pilosos. Sin embargo, aún no se ha establecido claramente lo que conduce al bloqueo. Sin embargo, algunas de las razones incluyen desequilibrio hormonal, genética, síndrome metabólico, problemas con los síntomas inmunitarios, fumar cigarrillos o la obesidad.

Los bultos dolorosos que se producen durante la afección suelen ser del tamaño de un chícharo, pueden ser rojizos, tener cabezas negras y, a veces, se rompen creando túneles debajo de la piel. La sustancia que se libera del túnel puede ser maloliente.

Es crucial para diagnosticar la hidradenitis supurativa en la etapa temprana, ya que cuando no se trata, puede provocar infecciones, desarrollar cicatrices o, en la mayoría de los casos graves, al cáncer.

8. Esporotricosis

La esporotricosis, también conocida como enfermedad del manipulador de rosas, es una infección causada por un cierto tipo de hongo. Afecta principalmente a las personas que se ocupan del suelo y la vegetación, por lo que los agricultores o jardineros corren un mayor riesgo.

El hongo responsable de la enfermedad se forma a partir del moho o la levadura, que entra en la piel. Sin embargo, una vez que esto sucede, a veces toma meses antes de que se desarrolle la enfermedad.

Uno de los primeros síntomas de la esporotricosis es una protuberancia rosada en su piel, que a menudo ocurre debajo de la axila izquierda. Al principio suele ser pequeño y suave, pero a medida que pasa el tiempo, puede convertirse en una herida abierta con un líquido transparente en el interior.

La afección debe tratarse, ya que de lo contrario puede extenderse a los brazos, piernas o incluso a las articulaciones, los pulmones o el cerebro, lo que puede ser potencialmente mortal.

9. Acidez estomacal

mujer con mano en el estomago

Tal vez sea difícil de creer, pero la acidez estomacal o el reflujo ácido pueden ser las causas del dolor en la axila izquierda. Probablemente todo el mundo sufre de esta desagradable sensación de ardor de vez en cuando. Por lo general, se presenta en el área del estómago y el pecho, pero a veces también puede extenderse a la axila.

Si la acidez estomacal es una causa de dolor en la axila, es probable que el dolor se intensifique cuando se agacha o se acuesta, y es más intenso durante la noche o justo después de comer. Por lo general, no dura más de unos pocos minutos.

Para deshacerse de la acidez estomacal, puede probar algunos de los remedios caseros conocidos o tomar los medicamentos recetados por su médico, que regularán el desarrollo de ácido en su estómago.

10. La culebrilla

La culebrilla axilar

La culebrilla es un tipo de infección viral que puede afectar a casi todas las partes de nuestro cuerpo, sin embargo, con frecuencia ocurre en la axila. La culebrilla y la varicela son causadas por el mismo virus, conocido como varicella-zoster.

La condición se manifiesta en una sola franja de ampollas que están llenas de líquido. Cuando se rompen, causan dolor. Otros síntomas de la culebrilla incluyen un sarpullido rojo que pica, mayor sensibilidad en la piel o sensación de hormigueo y ardor en la piel. Fiebre, dolor de cabeza y fatiga también aparecen a veces.

Si su sistema inmunológico funciona bien, la culebrilla no se considera una enfermedad peligrosa. Es potencialmente peligroso si les sucede a los niños, a las personas mayores o a aquellos que tienen un sistema inmunológico débil. Además, si la erupción aparece cerca de sus ojos, consulte a su médico inmediatamente.

11. Enfermedad Arterial Periférica

Es una condición circulatoria bastante común que ocurre porque las arterias en nuestras piernas o brazos se estrechan para que la sangre no pueda fluir tan naturalmente como debería.

Leer También  8 señales de advertencia que tu cuerpo te da antes de un ataque al corazón

La enfermedad arterial periférica generalmente se produce como consecuencia de la arteroesclerosis, cuando los depósitos de grasa obstruyen las paredes arteriales. La genética es a menudo la culpable cuando se trata de la arteroesclerosis, sin embargo, la causa principal es un estilo de vida poco saludable, ya que los fumadores o las personas obesas tienen más probabilidades de contraer la enfermedad.

Cuando sufres de una enfermedad de la arteria periférica, puedes sentir dolor en una o ambas axilas. Si, además, siente debilidad, adormecimiento y observa que su brazo o pierna cambió de color, comuníquese con su médico de inmediato.

12. Depresión y ansiedad

depresión causas y consecuencias

Como algunos estudios han demostrado, algunos problemas mentales como la depresión o la ansiedad pueden reflejarse en el dolor en la axila izquierda. Si ha estado lidiando con la depresión, además del dolor en las axilas, puede experimentar un ritmo cardíaco rápido, sudoración excesiva, irritación, dificultades para dormir, debilidad crónica y cansancio.

Recuerde que en caso de depresión, el dolor en la axila es solo un signo de un problema mayor. No dude en ponerse en contacto con un psicólogo o psiquiatra, ya que una vez que lo maneje, el dolor psíquico también desaparecerá.

13. cáncer de mama

autoexamen de seno

El dolor en la axila izquierda puede ser un signo potencial de cáncer de mama y tenga en cuenta que también puede ocurrir en los hombres. La causa del cáncer de mama aún no se ha identificado claramente, pero probablemente hay algunos factores que pueden conducir a esta condición.

A veces es una cuestión de genética, pero nuestro estilo de vida, el entorno en el que vivimos o el desequilibrio de hormonas también pueden provocar cáncer de mama. Por lo general, comienza como un pequeño bulto en los conductos que producen la leche o en los tejidos o las células mamarias.

Por supuesto, debe verificar incluso el cambio más pequeño en la apariencia de sus senos. Algunos signos alarmantes son bultos en los senos, cualquier cambio en la forma o el tamaño del seno, apariencia diferente de su pezón, por ejemplo, cuando se invierte repentinamente.

Una vez que note alguno de estos síntomas, acuda a su médico para que le realicen algunas pruebas, como un examen de mamas o una mamografía.

Sin embargo, no se asuste, ya que la mayoría de los cambios son simplemente benignos, como los tumores grasos o los quistes. El axila es un buen ambiente para que los quistes se desarrollen ya que allí está húmedo y cálido. Afortunadamente, pueden ser removidos fácilmente y algunas veces simplemente desaparecen.

14. Trastornos de los tejidos conectivos

Los tejidos conectivos pueden dañarse o degenerarse, lo que puede causar dolor en la axila izquierda. Además, también puede experimentar algunas dificultades de movimiento, sin embargo, no debería notar ningún bulto.

Si el dolor no quiere desaparecer después de unos días, comuníquese con su médico ya que los trastornos de los tejidos conectivos requieren un tratamiento médico.

15. Otras causas de dolor en la axila izquierda

También hay otras causas menos comunes de dolor en la axila izquierda. Una de ellas es la llamada infección glandural. Es un tipo de infección bacteriana y se produce debido a la mala higiene de las axilas.

Si su hombro está dislocado, puede experimentar un dolor severo en la axila. Otros síntomas acompañantes son hinchazón o entumecimiento en esta área.

Algunas infecciones de los senos, como la mastitis o la bacteria estafilococo aureus, pueden provocar dolor en una o ambas axilas. Además, sus ganglios linfáticos pueden estar inflamados, puede sentir un bulto o el área de la piel puede estar rojiza.

Si toma grandes cantidades de yodo, puede desarrollar una afección conocida como hipertiroidismo, que puede causar dolor e hinchazón en la axila.

Usted puede terminar con dolor en la axila si también usa muletas.

Cuándo ver a un especialista

consultar al medico

Si sabe que tuvo la distensión muscular, simplemente descanse unos días y el dolor debería desaparecer. Sin embargo, si no está seguro de cuál podría ser la razón de su dolor o si ha estado experimentando algunos síntomas adicionales como picazón, hinchazón o si siente un bulto debajo de la piel, haga una cita con su médico.

Él lo examinará y, probablemente, le recomendará algunos análisis de sangre y, seguramente, le hará algunas preguntas. Por lo tanto, prepárese para informarle cuándo comenzó el dolor y qué otros síntomas tiene. Probablemente le revisará la garganta, las orejas y la piel.

Él también puede dirigirlo a un especialista diferente. Deberá consultar a un hematólogo si sospecha que podría haber algún problema con sus ganglios linfáticos. Si siente un bulto en el área de los senos, verá a un especialista en cáncer de seno y si junto con el dolor también ha tenido una erupción, verá a un dermatólogo.

Leer También  Los 20 síntomas más ignorados de cáncer en mujeres y hombres

Es crucial no posponer la visita a un médico, ya que en el caso de algunas afecciones más graves, solo un tratamiento temprano puede garantizarle una recuperación completa.

Llame a su médico de inmediato si, aparte del dolor en la axila, ha experimentado síntomas como dificultad para respirar, palpitaciones en el pecho, parálisis de alguna parte del cuerpo o dolor en la axila izquierda que se volvió repentino o grave.

Qué tratamiento esperar

El tratamiento depende de la causa de su dolor. En caso de una distensión muscular, pruebe una terapia con hielo y descanse durante al menos unos días. Una vez que el dolor desaparece, use calor para mejorar la circulación sanguínea y haga un poco de estiramiento.

En caso de otras afecciones y enfermedades, su médico le recetará los medicamentos correctos. Si sufre de culebrilla, deberá tomar algunos medicamentos antivirales, por ejemplo, aciclovir, valaciclovir o famiciclovir. Eliminarán el virus de su organismo y curarán la enfermedad.

La hidradenitis supurativa generalmente requiere antibióticos o medicamentos para el acné. Desafortunadamente, hay casos en que las drogas no funcionan. Entonces puede ser necesaria una cirugía.

Si los ganglios linfáticos están inflamados, primero se debe identificar la causa. Una infección viral por lo general no necesita ningún medicamento específico, ya que en caso de virus, el descanso y el tiempo son los mejores remedios. Si una infección bacteriana es responsable de la inflamación de los ganglios linfáticos, es probable que deba tomar antibióticos.

Como tratamiento sintomático, puede probar compresas frías o calientes en el área afectada de la piel. Pueden reducir la hinchazón y aliviar el dolor.

Si el dolor en la axila izquierda es un signo de cáncer de mama, su médico decidirá cuál es la mejor terapia posible para usted. Cuando se detecta temprano, el cáncer de mama puede estar completamente curado. Algunos tratamientos posibles incluyen quimioterapia, radiación o extirpación quirúrgica del tumor.

Cómo prevenir el dolor en la axila izquierda

Una regla básica es mantener una buena higiene en el área de las axilas, ya que el sudor, el aceite y la suciedad pueden acumularse fácilmente allí. Si mantiene estas áreas limpias, puede prevenir infecciones virales y bacterianas. Además, si observa alguna erupción, no posponga una visita a su médico.

Si usted es una persona mayor, vale la pena vacunarse contra la culebrilla, ya que es una forma muy efectiva de prevenir las infecciones virales.

Si tiende a desarrollar alergias de contacto, intente evitar los desodorantes, antitranspirantes o detergentes, que pueden irritar su piel.

Cuando no quiera arriesgar un músculo estirado, no se olvide de estirar antes de cada entrenamiento y no haga ejercicio con demasiada intensidad.

Es casi imposible prevenir el cáncer de mama o algunas afecciones linfáticas, pero debe examinar sus senos con regularidad y realizar algunas pruebas preventivas, recomendadas por su médico.

Consejos adicionales

Como puede ver, hay muchas causas diferentes de dolor en la axila izquierda. Lo más importante es no asustarse o preocuparse demasiado, ya que en la mayoría de los casos no es nada grave. El dolor debe desaparecer después de unos pocos días y, de lo contrario, consulte a su médico.

Recuerde que los chequeos regulares y un estilo de vida saludable son las mejores medidas preventivas que puede tomar. Los controles de rutina le permitirán diagnosticar todos los problemas posibles en una etapa temprana y que garantizan una recuperación completa.

El estilo de vida saludable, por otra parte, lo protegerá contra virus o infecciones bacterianas. Una dieta saludable es crucial si queremos que nuestro sistema inmunológico funcione bien. Incluir muchos vegetales, frutas y fibra en su dieta diaria, ya que la variedad es la clave para obtener una gran cantidad de vitaminas y minerales de los alimentos.

Además, no se olvide de los ejercicios regulares, ya que es la mejor manera de prevenir la obesidad y las condiciones circulatorias. Intente combinar entrenamientos al aire libre con entrenamientos en el gimnasio. Prueba diferentes deportes y actividades y elige los que te den el mayor placer.

Por último, pero no menos importante, trata de disfrutar de tu vida, tener pasatiempos, pasiones, reunirse con amigos con frecuencia. Asegúrese de dormir lo suficiente, no trabaje demasiado y permítase actuar perezosamente de vez en cuando.

Una vida equilibrada te dará energía positiva y buen humor todos los días. Es un hecho bien conocido que si su mente está sana, su cuerpo también está en buenas condiciones. Además, se ha demostrado científicamente que las personas felices y optimistas no se enferman o no sufren ciertos dolores tan a menudo como los pesimistas. Los optimistas también responden mejor a las terapias médicas y tienden a recuperarse más rápidamente que las personas con un enfoque negativo de la vida.